VIII Congreso Economía Feminista

#Economía #Digital #Feminista

16, 17 y 18 de marzo
de 2023

[featured_image]
Descargar
Download is available until [expire_date]
  • Versión
  • Descargar 85
  • Tamaño del archivo 480 KB
  • Recuento de archivos 1
  • Fecha de creación junio 15, 2022
  • Última actualización junio 15, 2022

Info completa sobre los ejes temáticos

Han pasado aproximadamente veinticinco años desde que se inició la revolución digital y empezó a desarrollarse la economía y la sociedad digital. La pandemia de la COVID-19 ha acelerado la digitalización de la economía y la vida, con implicaciones muy profundas. La expansión del teletrabajo apoyado en plataformas digitales es solo una de las muchas transformaciones en curso, derivadas de múltiples avances tecnológicos recientes: computadoras ubicuas, teléfonos inteligentes, redes sociales, computación en la nube, Internet de las cosas, Inteligencia Artificial, el aprendizaje automático, el big data, la tecnología blockchain y la robótica. En sus inicios, Internet favoreció una nueva generación de procomunes, como los procomunes digitales y urbanos, y más recientemente el cooperativismo de plataforma – que apunta a la posibilidad de aumentar la 1 escalabilidad de la economía social. Pero también se ha producido una reinvención y reimpulso del capitalismo digital, resultando en una mayor concentración económica, capacidad de control social y un aumento de las desigualdades. Particularmente, desde el estallido de la COVID-19, se ha incrementado la violencia de género y la crisis de cuidados se ha agudizado. Coincidiendo en el tiempo, también han pasado veinticinco años desde que la Plataforma de Acción de Beijing (Naciones Unidas, 1995) estableciera la agenda global para la igualdad de género. Desde entonces se han dado importantes avances, pero también alarmantes retrocesos. Las 7 ediciones anteriores del Congreso de economía feminista han jugado en ese sentido un papel de peso en el desarrollo de una crítica desde la teoría feminista a la economía hegemónica, así como en el análisis y promoción de posibles estrategias transformadoras. A pesar de que estos dos procesos – revolución digital e impulso global de la agenda por la igualdad de género – han coincidido en el tiempo, son pocos los estudios que han analizado el vínculo entre la digitalización y la igualdad de género: ¿La expansión de la economía digital favorece o perjudica la igualdad de género? ¿Qué caracterizaría a una economía digital feminista? ¿Cómo adoptar o desarrollar tecnología interseccional? Aunque estas son preguntas relevantes, se han abordado de forma limitada hasta la fecha.

Ir al contenido